Centro de Capacitación Judicial Electoral

Acerca de nosotros

Misión, Visión y Valores

Misión

Somos el órgano del Tribunal Electoral que contribuye a mejorar la impartición de la justicia electoral y a fortalecer la democracia, a través de la formación, capacitación y actualización internas; la carrera judicial; la investigación aplicada; la capacitación y actualización externas; y la divulgación académica en materia electoral.

Visión

Ser un referente académico nacional e internacional en capacitación e investigación aplicada en materia electoral, contando con una oferta educativa moderna, orientando nuestros productos y servicios a la satisfacción de las necesidades de nuestros usuarios y formando funcionarios jurisdiccionales y administrativos con eficacia, eficiencia y calidad, contribuyendo a la mejora de la impartición de la justicia electoral y al fortalecimiento del Tribunal Electoral y de las instituciones democráticas en México.

Valores

Estamos conformados por un grupo interdisciplinario de profesionales comprometidos con los valores democráticos, la ética institucional, la transparencia, el análisis crítico, la eficiencia, la eficacia, la calidad y la modernización en el desempeño de nuestras funciones.

Antecedentes históricos

La existencia del Centro de Capacitación Judicial Electoral (CCJE), estuvo prevista en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), luego de que se efectuara la reforma legal de 1993. Ésta fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 24 de septiembre de ese mismo año.

Sin embargo, es hasta el 24 de enero de 1995 que la Sala Superior del entonces Tribunal Federal Electoral (TRIFE), expidió el “Acuerdo que Establece los Lineamientos Generales para la Instalación y Funcionamiento del Centro de Capacitación Judicial Electoral del Tribunal Federal Electoral”.

Durante 1995 se efectuaron diversas actividades encaminadas a la instalación del CCJE. Su equipo docente estuvo integrado inicialmente con personal del propio TRIFE y sus primeras actividades estuvieron centradas en la creación de un espacio de reflexión académica en torno a la justicia electoral.

Entre los principales resultados de sus primeros años de trabajo está el haber generado la necesidad de capacitación en materia electoral, lo que se vio reflejado en la introducción de clases de Derecho Electoral en las Facultades y escuelas de Derecho de la República Mexicana.

Con la reforma constitucional del 22 de agosto de 1996, el TE se incorporó al Poder Judicial de la Federación. Una vez integradas las Salas Superior y Regionales, correspondió al CCJE coordinar el curso propedéutico de ingreso y selección del personal adscrito a aquellas, así como diversas actividades de capacitación y formación para los nuevos integrantes de la institución.

El Centro desarrolló también un programa intensivo de capacitación para los diferentes tribunales estatales del país -que tuvo una duración de varios meses-, relacionado con el marco normativo electoral de 1996 que, entre otros temas relevantes, introdujo mecanismos procesales de defensa de la Constitución.

En 2001 la Comisión de Administración del Tribunal Electoral aprobó la creación de dos instancias más, la Escuela Judicial y el Centro de Investigación Especializada en Derecho Electoral. De esta forma, a través de la especialización se empezó a atender de manera eficiente cada una de las tareas que la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación encomienda al CCJE.

Durante los tres años en que dichas instancias desarrollaron las funciones académicas del Tribunal Electoral, la que mayor presencia tuvo fue la Escuela Judicial, con la que se inició la modalidad de impartición de cursos virtuales.

En 2004, las labores académicas del Tribunal Electoral se concentraron nuevamente en el CCJE.
En diferentes momentos, dicha instancia académica ha sufrido reducciones significativas en su personal. Sin embargo, en 2006 la renovación de la Sala Superior del Tribunal Electoral tuvo un impacto importante en las funciones que desempeña el Centro.

Así, fue dotado de las estructuras y herramientas que le permiten estar a la vanguardia en capacitación e investigación, y contar con un sistema de formación y desarrollo acorde con los requerimientos institucionales. El conjunto de innovaciones, que abarcaron el plano académico, se planearon para concretarse en el corto y mediano plazos.